Estos son los hábitos que puedes controlar o modificar para mejorar tu vida sexual

Estos son los hábitos que puedes controlar o modificar para mejorar tu vida sexual

Publicidad

Sobre nuestras relaciones sexuales no sólo influyen tu pareja y tú, sino que muchos otros factores que nos rodean a diario pueden afectar su desarrollo. Para demostrarlo, revelamos cinco hábitos que puedes controlar o modificar para mejorar tu vida sexual.

El estilo de vida puede influir considerablemente en nuestra vida sexual y algunos factores modificables o controlables del mismo son:

Estrés

Depression Despair Grief 897817

El estrés severo puede incrementar los niveles de cortisol y reducir los de testosterona, una hormona estrechamente vinculada a la función reproductiva y a nuestros órganos sexuales.

Además, puede ser la causa de enfermedades sexuales como la disfunción eréctil, la anorgasmia o la eyaculación precoz, eso sin contar que disfrutaremos mucho más el sexo con nuestra pareja si el estrés no se encuentra ocupando un gran espacio de nuestra cabeza.

Entonces, controlar el estrés llevando una dieta organizada y saludable, realizando ejercicio con regularidad, descansando siempre que sea posible, consultando con un psicólogo, entre otros recursos que pueden ser de utilidad puede ser de gran ayuda al momento de mejorar nuestra vida sexual.

Tabaquismo

Cigarettes 83571 1280

Dejar de fumar no sólo puede beneficiar nuestra estética, sino que a nivel salud puede producir grandes cambios entre ellos, muchos que favorecen nuestra vida sexual.

La nicotina y otras sustancias presentes en el cigarrillo no sólo dañan nuestra piel y nuestras vías respiratorias, sino que poco a poco dificultan la irrigación sanguínea pudiendo ser responsables de una disfunción eréctil.

Asimismo, como señala un estudio publicado en 2011, el hábito de fumar también empeora la calidad del esperma y por ello, puede ser causante de una incapacidad reproductiva.

Por ello, dejar de fumar de la mano de buenos hábitos, realizando ejercicio y comiendo sano, resulta clave al momento de intentar mejorar nuestra vida sexual.

Sedentarismo

Sillon

El sedentarismo puede dañar de diferentes formas nuestro organismo y una de ellas es perjudicar todo el funcionamiento de hormonas, sistema nerumuscular y metabólico que está estrechamente relacionado con la vida sexual.

Como señala un estudio publicado en la revista Urology, incrementar la actividad física reduce el riesgo de sufrir disfunción eréctil, por lo tanto, todo aquello que podamos hacer para movernos más cada día resulta clave al momento de mejorar nuestra vida sexual.

Como si fuera, poco, el entrenamiento regular puede elevar nuestros niveles de testosterona naturalmente, sobre todo si trabajamos fuerza y a alta intensidad. Asimismo, puede mejorar nuestro autoestima, rendimiento físico y control al momento de tener relaciones.

Incluso los ejercicios de Kegel que fortalecen el suelo pélvico podrían ser de utilidad para evitar la eyaculación precoz.

Alcohol

Alcohol Alcoholic Drunk 52507

El consumo de alcohol, aun en pequeñas cantidades, puede afectar de muchas formas nuestro organismo provocando cambios negativos a largo plazo.

Pero a nivel sexual puede dificultar la erección así como reducir la lubricación en las mujeres, todo lo cual entorpece el logro de una relación sexual placentera.

Por otro lado, la excitación puede ser más lenta debido a que el alcohol suprime el sistema nervioso central. De esta forma, llegar a un orgasmo puede ser más complejo bebiendo alcohol que sin este en el organismo.

De forma indirecta, el alcohol también puede dañar nuestra vida sexual al incrementar el estrés y favorecer la ganancia de barriga o grasa abdominal que es otro factor asociado a una función sexual deteriorada.

Por ello, lo mejor es controlar el consumo de alcohol y evitarlo siempre que sea posible, pues aun una copita al día produce efectos negativos en nuestro cuerpo.

Dieta de mala calidad

Beef Bokeh Bottle 750073

Llevar una dieta en la que abunda el azúcar añadido o libre, las harinas refinadas, las grasas trans y las calorías puede ser un factor que indirectamente dañe nuestra vida sexual.

Favorece el aumento de los niveles de estrés, propicia el sobrepeso o la obesidad así como un organismo que no funciona con total vitalidad y salud.

Por el contrario, muchos alimentos sanos y nutritivos pueden mejorar nuestra vida sexual, ser de ayuda contra la disfunción eréctil y para reducir el estrés así como la ansiedad.

Por eso, una dieta de buena calidad que podemos lograr con sencillos cambios puede mejorar nuestra vida sexual y también muchos otros aspectos de nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera.

Estos son cinco hábitos que puedes modificar para mejorar tu vida sexual y muchos otros aspectos de tu organismo.

Imagen | Pexels y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio